09 febrero, 2011

Adiós, Papá Neto...

A veces resulta fácil visualizar internamente la vida y trayectoria de un ser especial que ha partido. Sin embargo, en el intento por describir con palabras los dotes que le hicieron tan singular entre los demás, me siento fracasada al no poder encontrar en una justa dimensión todo lo que esa magnífica persona merece.

Prefiero guardar silencio y que cada amigo o familiar que le conoció, haga una parada en esta entrada y piense en todo lo que le dio, todo lo que significó para cada cual. Por mi parte, me quedo en el eterno silencio para inmortalizar para siempre en mis recuerdos su alegría, su dinamismo, su jovialidad, su cariño, su amor, sus jocosidades, todas las sonrisas y carcajadas que me provocó con la extraordinaria espontaneidad que le fue dada.

Su fe, su profunda devoción al Creador y la inquebrantable fortaleza de espíritu que hasta en el último aliento de vida nos enseñó. Sin quejas, sin llantos, sin cuestionamientos a Dios. Definitivamente, tu mejor legado nos lo diste desde tu lecho, el cual te cubrimos de amor toda tu gente querida para que antes de partir supieras lo significante que había sido tu vida en la nuestra.

Hoy no vives físicamente entre nosotros, pero ahora es cuando realmente has conocido lo que es vivir a la manera que Cristo prometió. Te ganaste su recibimiento en el cielo y aun en nuestro pesar por tu partida, nos has dejado una dulce extensión de la paz en la que hoy tu alma mora.

Te amamos y te extrañaremos mucho, Papá Neto.

EPD


3 comentarios:

El Mamey dijo...

Da gusto estar en contacto con personas que aprovechan su tiempo en el planeta para mejorarlo. Y da gusto que haya quienes reconozcan esos méritos y los pongan por escrito como haces tú.

Bendiciones a la familia de Don Neto, y ojalá que todos sigan ese ejemplo.

Anónimo dijo...

Angie querida, el mejor consuelo es el impacto que su vida positiva deja en los suyos, mientras el ya llego a la meta.

Todo nuestro apoyo y carino para ti el para el resto de la familia.

Un fuerte abrazo. Mom

Anónimo dijo...

Que lindas palabras ,yo tuve el privilegio de conocer a Papa Neto y en un solo dia que comparti con el me hizo hacerlo parte de mi vida,cuando me hacias sus anecdotas me llegaba a la boca decir tan Bello porque su alegria y espititu de quinceanero me contagio tanto que para mi fue como si lo hubiese conocido de toda la vida. Tan bello Papa Neto EPD. Zule