20 noviembre, 2011

La nueva Güibia...




Muy interesante la propuesta que el Ayuntamiento del Distrito ha puesto a disposición de la ciudadanía y todo visitante del Malecón de Santo Domingo.  Fue la experiencia que me llevé anoche al recorrer junto a unos amigos la remodelación  de la Playa de Güibia.

Noté muchas caritas contentas, niños, jóvenes, adultos y hasta los más mayores, paseándose a todo lo largo y ancho del nuevo centro de recreación.  Me imagino que durante todos estos días y hasta que pase un poco “la fiebre” estará bien concurrida por lo que, si tiene pensado pasar allá, le advierto el también agitado tráfico que esto está generando en la Av. George Washington.

Lo que más me ha gustado son las canchas de Voleibol  y Futbol de playa, y el gimnasio, de verdad que me resultó muy positivo y algo diferente en este espacio abierto a todos los dominicanos y extranjeros.  Lo que  menos me agradó fue ver la instalación de tarimas que asumo serán  para presentaciones artísticas populares.  No sabemos qué tipos  de shows  irán a proponer, pero ojalá no sea de aquellos que dentro de la “gozadera”, dejan solo escombros, basuras, deterioro del parque  y lugar de trabajo para los antisociales.

En la playa se destaca un quiosco que me acordó otros balnearios que he visitado, está bonito y le da un toque diferente y atractivo a Güibia.  Desconozco lo que hiciera el Ayuntamiento para el saneamiento de las aguas del Caribe por esa zona, pero en lo particular no recomiendo bañarse ahí sino más bien, tomarlo como un lugar acogedor para distraerse y  coger  una “brisita”.   El lugar dispone de  algunos chairslong y desde ya  vimos mucha gente disfrutando de estos.

Algo que me preocupa es que no vi mucha vigilancia. A decir verdad, no vi ni un solo policía en la zona  durante mi estadía allí y tanto mis amigos Martín y Maitee  como yo, estuvimos bien cautelosos porque andábamos con nuestros equipos fotográficos, pero al menos yo, en lo que recuerdo, en ningún momento advertí  la presencia de una autoridad del orden y dudo que no haya porque ahora mismo no se puede pensar en ofrecer al público un espacio al aire libre sin la obligada disposición de seguridad que ameritan los tiempos.

Sin ánimos de alimentar el ego político de nadie, felicito a la institución que dirige Roberto Salcedo por la iniciativa de entregar un hermoso espacio a disposición del pueblo. Ojalá la misma voluntad continúe a lo largo del todo el Malecón para que la concentración de público se disperse con amplitud.

Reitero la obligada presencia de personal militar, orden, limpieza, vigilancia para que este lugar sea efectivamente un centro recreativo, donde los visitantes se sientan seguros y disfruten plenamente su paseo por la Plaza Güibia, y lo más importante de todo,  instrucciones para que tanto el Ayuntamiento como la gente,  cuiden las instalaciones,  que esto no se convierta  como pasa con muchas otras cosas en nuestro país, en algo que “érase una vez”.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelentes tus observaciones del lugar, estuve por ahí el viernes tirando algunas fotos y de verdad que la gente se veía feliz contemplando el panorama. Felicitaciones a las autoridades por esa remodelación y a la gente que siga disfrutando de su ciudad.

Angelita Guichardo dijo...

Gracias anónimo! :)