13 abril, 2011

Como empezó todo...Primera parte...

En muchas ocasiones he mencionado que entre todas las cosas bonitas y buenas que le suceden a un bloguero o bloguera , es la oportunidad que te brinda esta herramienta para darte a conocer, compartir tus experiencias o narrar lo que ocurre en tu entorno, etc., pero la más importante de todas sin lugar a dudas es la dicha de conocer personas a través de este espacio virtual.

Personas que pueden estar muy cerca, pero también, otras que aunque están lejos se hacen sentir tan cercanos tanto como si ya los conociéramos desde hace mucho tiempo atrás, y eso es solo motivado por la facilidad que tienen de darse a querer.

Antes de entrar en materia, debo contarles esta breve historia. Hace ya algunos años, mientras visitaba una feria del libro en la plaza de la cultura, entré al pabellón del Instituto de las Telecomunicaciones y vi por allí la lista de ganadores de un concurso de blogs. Me llamó mucho la atención porque no sabía de tal concurso, pero lo que más movió mi curiosidad era saber quienes eran esos blogueros y de qué cosas escribían en sus bitácoras.

Inmediatamente llegué a casa y pude acceder al Internet, busqué el nombre de uno de los blogs que se había grabado en mi mente. Era nada más y nada menos que el de mi hoy querido y admirado amigo: Timoteo Estévez, creador de: “Con mi Nokia en la Mano”.

Mi fascinación por este espacio lo mereció la descripción del sitio, especialmente cuando especificaba que todos aquellos relatos eran ilustrados con fotos que su dueño tomaba con un celular Nokia. Un aparato que obviamente no contaba con la tecnología actual, pero eran tan lindas las imágenes, tan originales e inspiradoras que transmitían la pasión, la sencillez y la humildad con la que Timoteo deseaba expresarse ante el mundo a través de sus escritos.

Al involucrarme en cada uno de sus temas, los mas recientes y los anteriores, me di cuenta que estaba siguiendo a un joven ejemplar, amante de su pueblo y sus costumbres. Un líder comunitario con muchas ganas de servir y aportar a su comunidad y más allá de Fantino, un municipio de la provincia Sánchez Ramírez de nuestro país.

Ese mismo día dejé un comentario en su blog y creo que hasta me registré como su seguidora. Mi primer mensaje y así como en los siguientes fueron expresando lo mucho que me gustaba leerlo y dejaba bien marcado mi respecto y admiración por la redacción sencilla y llana con que se expresaba, así como los temas cotidianos y costumbristas que resaltaba. Las curiosidades que ilustraba con las fotos me trasladaban a mi tiempo de infancia en el campo.

Posteriormente, Timo y yo nos agregamos al MSN y allí tuvimos la facilidad de interactuar y conocernos mejor. Después de avanzada una de nuestras conversaciones, él me confesó que antes de haber hablado conmigo, se creó un prejuicio sobre mi persona al verme en foto. Según me cuenta el propio Timo, él pensó que yo era una “chica plástica” (hija de papi y mami) (jajjaja…que lindo él, por lo de chica). Afortunadamente y gracias a Dios, despejó su erradísima percepción en cuanto nuestra interacción se prolongó.

CONTINUARA....


2 comentarios:

elrincongozoso dijo...

Los bloggeros somos hermanos! jeje

Muy bueno el blog Con Mi Nokia en la mano, recuerdo conocerlo creo que en el concurso del Listin Diario y desde esa vez lo tengo en el reader.

Saludos

Mariela Rodriguez dijo...

A mi me gusta mucho ese blog, siempre lo leo porque me identifico, Timoteo Es mi amigo en Facebook, y tiene un gran valor para mi familia, me identifica tiene algo que pocas personas hacen. Saludos, vi esto en el facebook y me parece muy importante quiero leer la segunda parte...

Att: Mariela desde Inglaterra-