30 septiembre, 2007

Miami Tours, 2da. Parte...


La segunda parte correspondiente a mi viaje a la ciudad de Kissimmee, Estados Unidos. Les contaré sobre el día mas especial para mi. El día en el que por fin conocería a ese personaje fabuloso creado por Walt Disney, Mickey Mouse!

Nos fuimos lo mas temprano posible para el parque, aunque los retrasos por una que otras cosas son aveces inevitables, de todas formas llegamos a buena hora y con toda la energía para disfrutar y caminar cuanto fuera necesario.

Primero fuimos al hotel donde trabaja mi prima, allí nos montamos en un mini crucero luego tomamos un autobús que elijes según el parque que deseas visitar. Ya en la entrada, nos tomamos las primeras fotos. Una de mis favoritas con las imágenes de Walt Disney y Minnie Mouse en bronce.

Mi impresión al ver por primera vez aquel majestuoso castillo fue de suma satisfacción y agradecimiento al Dios por la bella oportunidad de conocer ese bellísimo lugar.

Entramos a ver una presentación de los Monsters Inc., Stich, fue ahí donde comencé a reconocer toda la tecnología y creatividad empleada en este maravilloso parque. De ahí uno que otros jueguitos sencillos y luego a comer. La comida me pareció un poquito cara, pero asequible en fin. Cometimos el error de que luego de almorzar elijimos montarnos en el juego de las tacitas que dan vueltas y a mi hijo Erick no le hizo nada bien de ahi en adelante no pudo disfrutar cien por cientos nuestras próximas actividades.

Los momentos mas lindos fueron cuando entré a la casa de Minnie Mouse, preciosa, creativa, cada detalle bien cuidado, colores brillantes, hermosos, todo lucía como nuevo e impecable, en el patio de su casa, allí esta ella, coqueta, sonriente y bellamente vestida con su traje de bolitas blancas en un kiosco rosado bien lindo. Hicimos una fila un poco larga e intensa por el radiante sol que nos azotaba, pero aun así valía la pena esperar.

En el momento que me tocó abrazarla y tomarme fotos con ella fue muy especial, sentí en su fuerte abrazo toda la dulzura y alegría con las que estas personas caracterizan estos lindos personajes.

Luego, me fui corriendo a la casa de Mickey donde me esperaban mis otros acompañantes que ya estaban adelante, gracias a una silla de ruedas que nos permitía avanzar con priodad en las fila sin que nadie se molestara por ello, por lo menos no lo demostraron. jejej

No pude ver el interior de la casa de Mickey por la prisa, pero me dí cuenta que es mas rico que Minnie. Su casa es mas elegante, mas linda, mas grande y en ves de estar en el patio recibiendo los visitantes, está en un cuarto con aire acondicionado y cada grupo tiene una sección aparte con el rey del parque.

Al llegar mi turno, dejé que terminara por completo con los que estaban primero que yo y luego cuando ya tenía toda su atención para conmigo, abrí mis brazos, me incliné un poco (porque es pequeño o bajo de estura) nos dimos el abrazo mas fuerte del mundo como si se tratara de unos amigos que por mucho tiempo no se veían, no me cansaba de decirle: "I love you" Mickey, I am from Santo Domingo and I love you so much! El me ponía su nariz y le escuchaba cuando me lanzaba besitos y me abrazaba mas. Fue un momento muy lindo en el cual había cumplido un sueño que desde niña deseaba realizar.

De ahí en adelante, nos dedicamos a buscar a Erick al cual perdimos de vista porque no se sentía bien, no pasó de un susto de unos pocos minutos cuando ya lo encontramos en el baño, con la cara un poco lánguida por los efectos del mareo en las tacitas aquellas.

Todo fue emoción tras emoción. La casa del terror, cine tridimensional, presentaciones y juegos chulísimos, montañas rusas, caminatas, nos mojamos en algunos juegos, llovió por un ratito lo cual impidió que se realizara un show que acostumbrar a hacer a las 5 o 6 de la tarde, pero seguimos disfrutando de una galletitas de chocolateship que compramos.

Escogimos el lugar de donde veríamos el desfile de todos los personajes, ahí se quedó mi prima, mientras nosotros aprovechamos los minutos que faltaban para entrar a ver Piratas del Caribe, tremenda locación, creatividad, Dios! si pudiera decirles con palabras lo formidable de este escenario donde cada muñeco parece tan real, el personaje que interpreta Johnny Deep es genial y parece como si lo estuviéramos viendo en persona.

Volvimos al lugar de donde veríamos el desfile y en pocos minutos comenzaron a llegar las carrozas llenas de luces maravillosas, Mickey con un traje precioso, Blanca Nieves y los enanos, la bellísima Cenicienta y el Príncipe al cual le manifesté con besos y señas los B.... (bello) que estaba... y el se moría de risa...

Mi cámara empezó a pedir baterías justo al tomar las cuatros primeras fotos del desfile, debido a que tenía todo el día tomando fotos.

Al finalizar este magnífico espectáculo nos fuimos a presenciar el show de cierre en el castillo, ahí donde se siente la magia de Disney, casi lloro de emoción, las luces, los fuegos artificiales, el mensaje de perseverancia de seguir los sueños hasta hacerlos realidad tal y como Walt Disney dijo una vez: "Si eres capaz de soñarlo, puedes hacerlo!" Esto es hermoso, mágico, para dar gracias, para grabarlo en tu memoria y recordarlo cada vez que lo necesite.

Les dejo algunas fotos, espero que las disfruten y que sientan al verla, la felicidad y los lindos sentimientos que viví al estar en ese lugar justo al lado de mis dos amores, mis amigos y parte de mi bella familia.

Recuerda.... Si puedes soñarlo, puedes hacerlo! Walt Disney

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Unas fotos preciosas,la verdad es que dan ganas de ir....
Beni.
Pd.-Yo llevo casi 9 meses soñando con algo y no hay manera...;-)
Un beso.

Tmac dijo...

Me gustaria ir a Disney, me imagino que es un sueño hecho realidad el ir a Disney, quien no quisiera!!!

Que pena lo de Erick, no pudo gozar del todo.