26 noviembre, 2008

A puro dolor..

Si algo agradezco del pasar del tiempo, los años, la edad, las buenas y malas vivencias, mis risas, mis alegrías, mis frustraciones de momento, mis tropiezos, mis caídas, mis derrotas y la pena de mis sueños fallidos, es la enseñanza que de cada una recibí y que a duro golpe lograron moldear la persona que soy hoy.

Me miro al espejo y ya no soy la misma, en cada encontronazo con este fiel amigo me recuerda en mi rostro el paso inevitable de los años mozos.

Ni siquiera el terciopelo de la juventud me brindó tanta esperanza como hoy. Que tiempo tan especial estoy viviendo aun con un pesado costal al hombro.

Una insinuante sonrisa es un desafío a la gravedad dejando en mis mejillas una marea de coral. Mis ojos se van cerrando, pero en verdad no recuerdo haberlos tenido mas abiertos a la vida que hasta hoy.

Mientras se acortan los días deliro con tímido afán el retroceder y concluir las tareas que dejé pendientes. Ya no vale de nada y tampoco me culpo de lo que no fue, porque todo el presente es consecuencia del ayer y al pasado le doy gracias por el ahora, por este momento y por el maravilloso hoy que vivo.
.
Fui un lienzo en blanco hasta que me enfrenté a la vida y recibí de ella pinceladas de diferentes matices y colores que sin saber fueron adornando mis alas hasta convertirme en una mariposa que vuela feliz y en libertad.

Las nubes negras están dispersas y nada puede interponerse al sol. Nunca vi ese astro rey mas radiante, jamás respiré mas sano hoy, por ello lo cuidaré y lo veneraré hasta mi último aliento, pues nada puede arrebatarme lo que a puro dolor me he ganado.

7 comentarios:

Patricia dijo...

Muy lindo lo que escribes, creo que muchas mujeres nos identificamos contigo.

Patricia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Alguien dijo...

Mas alla de lo pasajero esta la Verdad...

Angela Guichardo dijo...

El comentario suprimido mas arriba fue porque sin querer publiqué dos veces el de Patricia.

La Administración
jejej

Angie Guichardo dijo...

probando...

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Angie...

Cordial saludo,

La vida es una constante lucha, es un andar por difíciles caminos, pero debemos enfrentarla y cumplir nuestra misión en este mundo.

Aunque nos cueste dolor, la recompenza tarde o temprano llegará y entonces como tú dices seremos como una mariposa volando en libertad y así cobraremos el premio a nuestro esfuerzo.

Un abrazo,

Rafael H.

ardiQ dijo...

"cuando no puedas correr, trota, cuando no puedas trotar, camina, cuando no puedas caminar, usa el baston, pero nunca... nunca te detengas..." ese es un pensamiento de...dejame recuerdo, ahh, de la madre Teresa de Calcuta, me acorde de ese pensamiento por tu escrito, asi has la vida, dolorosamente-genial, nunca te detengas, escribes bien y mucho hablar no es muy diferente para que escribas y tambien hablas mucho, buen día