05 enero, 2009

Día de Reyes?

Hoy se supone que celebramos el día de los santos reyes magos y la verdad es que es una pena no tener la misma sensación de mis años de pequeña cuando nos solevantábamos casi de madrugada a buscar los juguetes debajo de la cama.

No deberíamos dejar caer esas lindas tradiciones porque mantienen viva la ilusión y la esperanza de los niños, aunque sabemos cuales son las razones por las cuales los padres prefieren entregar los regalos el 25 de Diciembre.

El 6 de Enero es la fecha real que se celebra, pero el gobierno decidió cambiar el festivo para el lunes y aunque se haya tomado esta alternativa con buena fe para disfrutar un fin de semana largo, esto ha desconcertado y desorientado un poco los actos tradicionales de la celebración.

Es la fecha que mas se estimula la creatividad y la imaginación de los niños, a veces puede ser dura la realidad cuando se descubre que los Reyes son los padres (Niños no lean esta parte).

Si les pasa como a mi, que un día dejé bajo mi cama, Hierbas, Mentas, Agua y Cigarrillos para los Reyes... y al amanecer mis padres olvidaron retirarlos, pero también olvidaron comprarme regalos. Que fuerte!

Este es un día hermoso, no lo dejemos pasar inadvertido!



Ilustración:
Angela Guichardo

2 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Angie...

Debemos conservar la hermosa tradición del día de reyes, aunque el mundo moderno todo lo cambia.

Si los padres tratamos de inculcarlo en los niños, talvez logremos recuperar tan bellas costunbres.

Un abrazo.

Sandra dijo...

Yo la verdad le perdido emoción al día de Reyes, ya nada es como antes, me recuerdo que unos años anteriores en las tiendas solo se veian a los padres en las tiendas en horas de la madrugada dejando en casa a los pequeños durmiendo, ellos con su ilusión de esperar a Santa o a las Reyes Magos, pero ahora no, tú vas a las tiendas y parece que se trata de una actividad infantil, no soy partidaria con que se rompa con esa bonita ilusión que solo se vive una vez en la vida, que es justamente cuando somos niños.