04 enero, 2010

Día de Reyes, cada vez más triste!

Es cierto que esta nueva generación de niños tiene a su alcance una serie de recursos que en mis tiempos era tan solo un sueño imaginar tenerlas, pero al ver como con el transcurrir de los años las tradiciones se van haciendo menos notorias y pasan a un plano casi imperceptible, aun con toda la abundancia de maneras para divertirse, jamás cambiaría la satisfacción y los bellos recuerdos que guardo de un día de reyes como los de antes.

En mi casa no había mucho dinero para complacer los gustos de mi hermano y míos que éramos los mas pequeños, pero juntos atesorábamos la ilusión de recolectar un poco de hierbas, mentas, agua, cigarrillos y uno que otro dulcito extra para cuando vinieran a visitarnos los reyes magos en sus camellos e intercambiaran nuestros regalos por los que ellos nos traían según como nos habíamos portado durante el año.

Eran madrugadas para no dormir por la emoción, era la mañana mas esperada para despertar y aunque algunas veces nos lleváramos una gran desilusión por no obtener lo que deseábamos, al final de cuentas salíamos al parqueo a mostrar nuestros juguetes a los amiguitos.

Yo guardo muchísimas historias de los días 6 de enero que he vivido, algunas las he compartido con ustedes en Justo Aquí, anécdotas que fueron inocentemente “dolorosas” para ese entonces, como aquel corte de tela de florecitas o aquel bulto marrón con dos hebillas que me regalaron!, o sea, eso era motivo casi para traumatizarme, pero hoy al ver la diferencia del ayer y el hoy, disfruto con tan solo recordarlo y me sale una sonrisota no más de pensar en la inocencia, la mentalidad de mis padres y su manera de darle un buen uso al dinerito invertido.

No se si las resoluciones de años anteriores dictadas por el gobierno dominicano para el cambio en la celebración de algunas fechas festivas han influido de manera negativa y han mermado el ánimo de mantener viva las tradiciones o si por el contrario serán los precios de los juguetes que años tras años van en aumento a consecuencia del deterioro de la economía que afecta todos los sectores.

Otra opción que han optado los padres, es entregar los regalos el día de navidad para que los chicos tengan mas tiempo de disfrutarlos antes de que terminen las vacaciones, pero independientemente de todo eso, la realidad es que existe un día de reyes y no importa a cuantas razones pudiéramos atribuirles el que hoy las calles estén tristes y vacías.

Las tradiciones son complementos de los pueblos, parte fundamental de su cultura y su identidad. Soy de opinión de que todos tenemos una cuota que aportar para cumplir con el deber voluntario de rescatarlas y no dejarlas morir. No es necesario invertir mucho para hacer a un niño sonreír.

Feliz día de Reyes a todos los niños dominicanos!


Qué te dejaron Los Reyes??


1 comentario:

Miguel Vivas dijo...

Encantado de haberte conocido al navegar por estos mundillos bloggeros...jejeje. Te seguiré la pista desde mi Palabrafernalia... ENHORABUENA!!