02 diciembre, 2014

"Ya lo estás haciendo, Rubén..."

Ayer, el programa Showbiz que se presenta por CNN en español y que es conducido por Mariela Encarnación y JuanCarlos Arciniegasestaba dedicado a la memoria del recién fenecido actor, productor, comediante, escritor, libretista, guionista mexicano Roberto Gómez Bolaños (Chespirito).  

Sus productores hicieron una recopilación de datos y contaron con la intervención de varios entrevistados y colaboradores para llevarlos al público y rendir de esta forma un  homenaje a este ícono y personaje que se adueñó del corazón de varias generaciones de televidentes a través de los diferentes programas y series como: “El Chavo del Ocho”, “El ChapulínColorado”, “Chespirito”, etc.

Uno de esos invitados a compartir sus vivencias por la gran cercanía que tenía con Gómez Bolaños, lo fue, el también actor mexicano Rubén Aguirre, famoso por sus interpretaciones en estas series producidas por su homólogo,  y muy especialmente por su papel como “El Profesor Jirafales” en El Chavo del Ocho.

Aguirre, contestó las preguntas de sus entrevistadores, las que siempre estuvieron cargadas de mucha emotividad, resaltando su admiración, respeto, y cariño hacia su maestro, genio y amigo; además de compartir algunos recuerdos y  anécdotas de las que el público casi nunca tiene acceso porque suceden espontáneamente tras el escenario y en la intimidad de los actores.

Lo que me motiva a escribir esta entrada, además de ser yo, una, entre tantos millones de admiradores de estos personajes y muy especialmente de Don Roberto, y de sentirme igual que todos, conmocionada por su fallecimiento y el dolor que enluta a toda Latinoamérica por su partida,  ha sido una respuesta clave que ha respondido el “Profesor Jirafales”, a una pregunta final que  le hiciera Arciniegas y que trataré de citar si la memoria no me falla:

Juan C. Arciniegas: - “Rubén, si tuvieras que quedarte con alguna frase o línea que te haya dado Chespirito en uno de tus papeles, cuál sería esta?

Rubén Aguirre: - “Serían muchas, pero definitivamente me quedo con la más reciente, la de mi última conversación vía telefónica que tuve con él.  Era mi costumbre llamarlo con cierta frecuencia, y cómo siempre, en una de esas llamadas le preguntaba por su salud, y me dijo que estaba mal.  Entonces le dije: Roberto, si crees que hay algo que esté en mis manos y que yo pueda hacer para hacerte sentir mejor, dímelo, por favor.   Él me contestó: Ya lo estás haciendo, Rubén. Tu llamada, me hace sentir mejor.  Esas palabras, sin dudas, me marcaron, y las recordaré toda la vida.”

Creo que quienes fuimos seguidores de Chespirito a través de sus múltiples personajes y a pesar de lo poco que vimos de su vida pública, fue suficiente para detectar en él una virtud que no siempre se destila en figuras de su dimensión. A veces sucede que personas con tanta fama y tantos dones cómo los que fue capaz de demostrar Bolaños, (a quien, particularmente prefiero llamar “El Chavo”) la humildad suele dejarse a un lado, pero en él pasaba todo lo contrario.

Su vida y hasta su legado estuvo fielmente vinculada a los valores y esto fue un punto que recalcó Aguirre, sus personajes aun fuesen rateros (ladrones, como el Chómpiras) eran inocentes y ya retirados de ese mundo. “Nunca se podía decir malas palabras, ni se podía hablar de política en el set, y nunca esos temas estuvieron en sus libretos.”

En varias de las entrevistas que he visto de él, así como una en particular que disfruté mucho, fue la que le hiciera Robertico Salcedo en el 2006 cuando “El Chavo” y su esposa Florinda Meza (Doña Florinda) vinieron al país para recibir un Premio Casandra Internacional (Hoy, Premios Soberano), éste dejaba notar una sencillez y accesibilidad a su vida que era imposible no amarlo, respetarlo, y admirarlo. Sus palabras y recomendaciones finales para la audiencia fueron tan llanas y precisas que al venir de un hombre como él, lo elevaban.

En conclusión y en definitiva,  esta entrevista que ofreció Rubén Aguirre a Showbiz, contándonos en detalle aun con el poco tiempo sobre su amigo Roberto, reafirman que no solo México ha perdido un gran hombre, sino toda la humanidad.

EPD, Roberto Gómez Bolaños – El cielo te vista de gloria y brinde a tu llegada con muchas tortas de jamón, las que más te gustaban.



1 comentario:

Pridah Mercedes Suero Díaz dijo...

Excelente articulo Angela, ciertamente una gran pérdida no solo para el mundo del espectáculo, sino para toda la humanidad, nos deja un verdadero legado, para hacer humor no hay que vulgarizarse, la sociedad ha perdido muchos valores y esto se refleja especialmente en la televisión donde la promiscuidad tiene mucho lugar, este hombre fuera de serie, supo ganarse la vida con lo que amaba de la manera más elevada y elegante, siempre humilde, siempre sano, siempre gracioso.. lo recodaremos. Paz a sus restos.