19 octubre, 2008

Respirando Béisbol....

Me fui para Santiago con más prisa que la esperaba, tenia que aprovechar un empujón que me consiguiera Darío con Johnny y su familia.

Nos fuimos respirando béisbol durante el camino, acompañados por los pequeños, Paula y Ernesto sus tesoros. Disfrutando de sus ocurrencias que como inocentes de estos tiempos nos dejan pensando si en verdad no saben lo que dicen. jajaja

Llegamos a Jacaranda después de que Paula llevara bien la cuenta de 52 kilómetros que su padre le dijo que era donde podría complacerla en comprarle Pollo ya que se le metió un hambre que acompañada por los jalones y besuqueos de su hermano la tenían mareada a la pobre niña.

Ahí nos encontramos con los peloteros del Licey que iban de camino a Santiago. Aproveché para amenazar con mi puño al despreciable (de cariño) Anderson Hernández, quien se sintió intimado y me preguntó que me había hecho, Le contesté: Métete con Las Aguilas para que veas!, claro…todo en son de broma.

Emprendimos el rumbo a la ciudad corazón con la barriga llena. Zule y yo nos pusimos de acuerdo para encontrarnos en Burger King. Con Johnny y su esposa nos juntaríamos mas tarde en el estadio.

Pensé pedir algo en Burger King para justificar que me sentaría a esperar a mi amiga allí, de pronto, voy a la fila y veo un señor que está casi destrozando, pero dizque jugando con un juguetito de los Happy Meals, y digo para mi: Y este sujeto?... cuando nos vemos de frente casi nos da un infarto, tal como cuando se mira un fantasma. Era el Tio Pito!, tío de Arturo! Vive en la capital, pero como este mundo es tan chiquito allí nos encontramos!

Pasamos un rato muy ameno junto a su familia y otros miembros que no conocía. Llegó Zule que festejaba ese mismo día 18 un año mas de vida, por lo cual aprovechamos para tomarle fotos en los preparativos de una fiesta que celebrarían en el local comercial.

Nos marchamos luego de una cálida despedida para apurarnos en arreglarnos para irnos con nuestro querido amigo Osiris rumbo al estadio mas alegre, el Estadio Cibao.

Camino al play, nos llamó Juan José para darnos la mala nueva, el juego se había suspendido! Y no porque no creíamos en Juan, nuestro cerebro no podía aceptar que luego de las mil cosas que venciéramos para llegar al Cibao se fuera a posponer el partido y menos por la causa que lo originó. Dos de las torres de alumbrado del terreno no encendieron! Si, problemas eléctricos no permitieron el desarrollo del tan esperado encuentro entre los tigres del Licey y las Aguilas.

Con más dolor que hambre nos fuimos al carrito de Marchena a ver si con un poco de comida se olvidaba el trauma, al menos allí podríamos ver el partido de Boston y Tampa. Así fue, comimos, vimos parte del juego y luego nos despedimos del grupo y nos fuimos Zule, Osiris y yo a juntarnos con otros amigos que nos esperaban en otro lugar para seguir disfrutando de las grandes ligas en pantalla gigante después de una tanda de “cañas” que nos diera Chica Aguila (zule).

Me encantó que ganara Boston, son una tradición viniendo de atrás para interponerse ante cualquier equipo y recordarles que el juego no se acaba hasta que no termina.

Hoy nos espera un interesante y ultimo encuentro entre los dos titanes que buscan clasificar para enfrentarse a los Philis en la Serie Mundial.

Llegué a santo domingo, apurada y temprano porque mañana me espera un largo viaje de trabajo a Punta Cana donde pasaré los dos próximos días en plena faena.

Como fresca al fin que soy, llegué a la terminal de la Metro y seguí respirando el aroma del béisbol y fui a parar al Auditorio de la Casa San Pablo donde se celebraría la exaltación al pabellón de la fama dominicano nuestro dirigente aguilucho Félix Fermín entre otros inmortales de las diferentes categorías de deportes.

La experiencia no pudo ser mejor!, aproveché que todavía andaba con mi Polo Shirt de aguiluchos.com y mi carnet de prensa para cubrir la actividad como toda una reportera. La historia estará en línea y en primicia en pocos días en la página acompañada de muchas fotos. Si Darío las sube…espero que si porque si no, lo ahorco…

Mis agradecimientos a Osiris por ser tan caballeroso, amable y por todo el cariño que nos demuestra. A Zule por recibirme en hogar, allí dormí super bien, como una piedra! Mi amiga, espero que se haya dado cuenta que yo me porto bien y no tenga miedo en darme asilo de nuevo.


Señores, estaremos en contacto el martes en la noche si no llego muy cansada.

Los quiero!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

mana pasamos mas trabajo k un forro e catre atras de nuestras aguilas asi somos las madres ..jaja

Gracias mana por estar conmigo ese dia tan importante , por el regalo,por los dulces k ya Rau le dio kinkan jijiji , te portaste muy bien en mi casa lo unico k tengo de queja que no comiste jajaja pero sabes k las puertas de mi hogar estan abiertas para tiii.ey seguiste andando umm

Lindas las fotos y el rencuento
Zule

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Angie...

Muuy agradable tu relato deportivo y admirable tu pasión por el béisbol.

Interesante la presentación de las fotos que por demás están muy bonitas.

Un abrazo.

Sandra dijo...

Y porque yo no taba ahí?? se puede saber??

Me juí por la derecha ----->>>>

Happy B-day para Zule!
Se nota que la pasaron chevere =)
La próxima vez dile a Angela que me lleve reguindá!

Angela Guichardo dijo...

Zule, gracias por todo de nuevo. Por lo de la comida no te preocupes, no tenía hambre, pero para la prox. me la empato...

Rafael, gracias por tu comentario. Es cierto, yo adoro el beisbol y no te imaginas los problemas que me trae a veces.

Sandra, mireeee... te invité para que me acompañaras y te dieras cuenta de lo magica que es la pelota invernal, sobretodo a conocer el estadio mas lindo del pais.

allotocita vieja...

un beso amiga!