26 agosto, 2007

Dando un nuevo giro de vida...

No me parece extraño que mucha gente esté entregando su vida a Dios. En los últimos días he escuchado el testimonio de personas que me sorprenden al hablar de que encontraron una nueva vida en el señor.

No me sorprende el milagro sino es que a veces veo gentes que aparentan vivir en paz y llevan una vida feliz. Tienen todo cuanto necesitan y algo mas. Sin embargo una sombra nubla su corazón y también sus ojos, por lo cual les son insuficientes para ver la famosa luz al final del túnel.

Todos hemos pasado momentos de dificultad, de miedo, frustración y enojo. Algunos encontramos paz al confesarlo con los amigos, en una conversación con Dios, con los hermanos, en sentido general con alguien cercano.

Cuando se nos descontrola todo, cuando todo lo que hacemos no nos llena, no produce un sentimiento de alegría y vemos sin sentido nuestras vidas… entonces tocamos fondo y es cuando el adorable padre tiende su mano.

La misma mano que siempre ha estado allí, cerca de nosotros pero los momentos de tribulación por los que pasamos nos alejan o nos mueven del lado del padre. Nuestro mayor consuelo y seguridad es que él no se mueve… y allí está, esperando a que lo llamemos.

Felicidades a las personas que escuché que encontraron una nueva vida, el sentido de vivir y están disfrutando mejor su vida. No importa quien hayas sido, como hayas sido, si tienes o no tienes, ni la edad, ni el color, Dios no tiene requisitos para atendernos.

2 comentarios:

glennys p.f. dijo...

En verdad quiero confesarte que yo soy una de esas personas que ha entregado su vida completamente a Jesucristo, y de verdad puedo asegurarte que no hay sentimiento mas precioso que la seguridad que te da el saber que Dios va de la mano contigo en todo lo que hagas.

Dios te bendiga, ciao

CarrosenLinea dijo...

Felicidades!!!

Esta muy buena la página.



CarrosenLinea.Net