13 agosto, 2007

Servir a los demás...


Que hermoso el gesto de la gente que tiene el don del servicio. Entregarse a los demás por vocación y deseos de ayudar.

Admiro aquellos que se desprenden de sus propias vidas para servirle a los mas necesitados, que abandonan la comodidad de sus hogares para dar el auxilio al sediento, al hambriento, al desamparado.

Aquellos que lejos de la publicidad se embarran las manos, no sienten asco ni indeferencia ante el dolor ajeno. Los que de corazón lo dan todo sin nada a cambio.

Te has preguntado alguna vez, Qué puedes dar?, tal vez te pase lo que a mi…me lo he preguntado mil veces y la respuesta se queda en un definitivamente Si, solo que la acción se congela talvez y pensamos que esto solo se hizo para los ricos, los que tienen mas, a quienes no les afecta desprenderse de unos cuantos billetes…

Pero rotundamente digo..NO… no solo con dinero se compra una esperanza para dar, ni el apoyo, ni el subsidio de cariño y amor en un momento dado. No se compra ni con efectivo ni tarjeta de crédito, sino con el corazón en las manos, no importa la clase social, ni el personaje.

Los verdaderos e invaluables tesoros que podemos compartir no están de exhibición en las tiendas y son sin dudas los mas demandados por escasez hoy en día.

Mi reconocimiento y estima para todos aquellos que imitan el ejemplo de Jesús, los que hacen menos pesada la carga a quienes necesitan de su atención. Ojala que su ejemplo nos contagie y tomemos las acciones para ayudar mas gente y en consecuencia ayudarnos a nosotros mismos.

3 comentarios:

Tmac dijo...

Dios nos anima al servicio, incluso Jesus nos mandó a visitar a enfermos y presos, a alimentar al hambriento, vestir al desnudo, ayudar a viudas, huerfanos, etc.

Todos tenemos algo que hacer, algo que aportar, algo con que ayudar.

Sandra dijo...

Me ha encantado este mensaje, no te imaginas cuanto!
Dios es el ejemplo de todo lo quye describes y su mensaje, sus acciones se traspasan a nosotros, lo importante es que podamos seguir esa enseñanza, ese don tan maravilloso como es el poder servir a los demás con el corazón.

Love u sistercita ;)

marco dijo...

Holas, pues tienes toda la razòn, lamentablemente los que tienen el poder andan pensando en otra cosa,se preocupan por llegar a otros mundos, cuando descuidan su propio mundo, me refiero al gasto millonario en viajes espaciales, guerras, en fin tantas cosas. Pero siempre de algun modo Dios envia a personas extraordinarias para servirnos de ejemplo, antes fue Māhatma Gandhi, despues la Madre Teresa de Calcuta, en realidad esas personas reflejan algo cercano a lo que Dios espera de cada uno,sin importar nivel social,enfermedad,raza, credo, etc.
Un gusto conocerte , te invito a mi blog seguro estare algun tema de estos personajes tan importantes en la historia si deseas nos enlazamos ya seguire pasando a comentar. Un beso