07 mayo, 2010

El Jeep de mi papá...


Cuando estaba pequeña y todavía vivía en el campo, nuestro padre, quien trabajaba en la capital, viajaba todos los sábados a Moca para vernos y estar con nosotros el fin de semana.

Recuerdo que Papi tenía un llavero en piel con la figura de un Jeep en metal muy parecido al formato de la foto de arriba, inclusive también tenía la palabra JEEP.
Me encantaba ese llavero! Aunque para ser sincera el tipo de vehículo no me agradaba para nada. Era tan solo una niña, no sabía nada de carros!

El asunto es, que para ese tiempo tener una “máquina” como solían llamarle, era un verdadero privilegio al cual solo tenía asequibilidad los ricos y obviamente, nosotros no éramos de ese reducido grupo de entonces, aunque a pesar de ser una familia humilde, nuestras necesidades básicas siempre estuvieron cubiertas gracias al trabajo arduo de mi padre y el cuidado dedicado de mi madre que nos atendía las 24 horas en nuestra casita en el campo, mientras papi trabajaba en la capital.

Cada vez que mi papá regresaba a vernos le pedía que me mostrara el llavero y él lo sacaba de sus bolsillos y me lo prestaba. Solía preguntarle si ese era su carro! Y él me contestaba que sí! Yo me ponía feliz de la vida al saber que mi papá tenía un carro en la capital aunque no me gustara mucho.

Después de unos pocos años, nos mudamos a la capital con mi papá y para una niña que no había salido muy lejos de su entorno, esta “inmensa” ciudad me pareció fascinante!
Dios nos dio la oportunidad de habitar un apartamento acabadito de construir, en un barrio que parecía lo que hoy conozco como una maqueta. Hermoso, verde, limpio, ordenado, brillante y MUY diferente al campo, aunque también disfrutaba mi vida allá, sobre todo por mis amigos a los cuales inmediatamente comencé a extrañar.

No tardó mucho tiempo para que me asaltara la curiosidad por ver por fin el carro de mi padre. Así que corrí a donde él y le pedí que me lo mostrara.
Vaya desilusión! Que trauma!

ERA MENTIRA EL ASUNTO!... Invento inocente de mi padre para salir de mi!

Jajaja, no se preocupen, ya lo superé! Tanto así que me parece hasta un bonito recuerdo. =)



4 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Angie:

Bonitos recuerdos, la vida en el campo siempre me ha gustado mucho, tal vez algún día pueda volver a vivir allí.

Mi carro actual es un Jeep rojo modelo 1996, el cual compré desde nuevo y lo conservo con mucho esmero.

Abrazos.

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Angie:

Celebramos hoy, aquí en Colombia, la Fiesta de las Madres. Quisiera por lo tanto desearte con cariño... un ¡FELIZ DÍA!

Abrazos.

Simone dijo...

Me encantan los jeeps :D

margarita rosario dijo...

hoa mujer
que risa
jajajjaja