30 diciembre, 2008

Mi queja con Bon...


Compré dos paletas de coco inspirada en el buen recuerdo que me dejaron cuando las degustaba en el antiguo edificio de mi trabajo.

Lissette y yo después de almuerzo comíamos helados. Solíamos sentarnos en unos bancos que había en el patio, el cual era grande, verde y fresco.

Esperaba encontrar las mismas paletas, de igual grosor y firmeza de aquellas. Pedí dos para llevar, pero no fue sino en casa cuando me di cuenta que el envase estaba prácticamente vacío, inflado y por consecuencia de la luz no tan congeladas como me esperaba.

Mi queja realmente consiste en lo delgada que las están haciendo y es una pena que una empresa como ésta no supla a sus diferentes puntos de distribución de buenos freezers para ofrecer sus productos con mas calidad.

Helados Bon, que buenos son!

2 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Angie...

Las cosas de la crisis económica que ya hasta en ésas se pone, pero al mal tiempo buena cara.

¡Feliz Año!

Un abrazo.

Sandra dijo...

Pero hay que ver que tu tienes unos timbales amiga!encima de que pagas unos miserables 15 pesos por la paleta de helado, también laquiers completa de todo? vete a Baskin Robbins y comprate una paleta por 15 pesos, pa que tú vea!

Barbaraza!