12 mayo, 2008

Amigos, pero de lejos...

Este es uno de los animalitos que mas miedo me dan, solo con ver las fotos me resulta incómodo fijar mi mirada en él.

Mi fobia viene desde pequeña, estoy segura que el miedo se me transmitió por mi hermana Josefina a quien venía gritar como loca cuando un lagarto se posaba en alguna pared de la casa.

Ella salía corriendo y a quien le tocara sacar el pequeño reptil de la casa tenía por obligación que mostrarle que lo había matado, eso si... bien de lejitos.

Así por desgracia fui captando esa sensación de temor y asco por ellos. Este lagarto vive en mi patio, me parece tan viejito, tan cansado que cuando lo vi quise buscar mi cámara para ver si se dejaba fotografiar.

Se quedó tan tranquilo que hasta a veces miraba la cámara y no se inmutó en lo mas mínimo. Yo, por supuesto estaba bien retirada del animal y muy pendiente a que no fuera a saltarme encima porque de haber sucedido eso, no estaría aquí escribiéndoles esto.

1 comentario:

Lia dijo...

A mi tambien, me gustan, pero de lejitos jijiiji... en cambio, a mi esposo le encantan...