26 julio, 2008

Una invitación my especial...

Ayer, mientras estaba ahogada en trabajo como lo ha sido estas recientes semanas recibí la llamada de mi “hermana” Sandra, un poco dudosa por lo que me tenía que proponer y entre el medio de la bulla del tráfico de la calle donde se encontraba y yo que no escucho muy bien, me pregunta:

S- Que vas a hacer esta noche??....
A- Respondo… pues mija, a bregar con un plomero que tiene que hacer un trabajo en mi casa!
S- Ahhhh, quieres ir a ver High School Musical??? Tengo una boleta para ti!
A- Qué??? Claaaro mija!!! Que chulo!!! Gracias!!!
S- Bueno, pues te paso a buscar como a las 7:15pm
A-Ok!!

Salí a las mismas 5pm del trabajo rumbo a la casa. Cuanto tráfico señores!, ayer era día de pago para las instituciones del gobierno, los bancos estaban llenos, carros por doquier haciendo la pesadilla de los agentes por el movimiento que genera un día 25 y mas si se le agrega que es fin de semana y en víspera de la celebración del día del padre!

Llegamos al teatro Sandra, Doña Shirley y yo, nos encontramos con la Tía de Sandra y otras jóvenes. Prontamente nos ubicamos en nuestros asientos preferenciales, unas dos o tres filas frente al escenario.

Como siempre, nuestras cámaras en mano para “reportar” para nuestros Blogs, apenas tomamos una foto del letrero gigante de High School Musical que flotaba frente a la cortina roja del teatro cuando de inmediato vino un señor de seguridad y nos advirtió que las fotos y los videos estaban estrictamente prohibidos. Ni modo, cámaras a las carteras!

El musical integrado por jóvenes muy talentosos que de verdad se fajaron con tantas coreografías y diálogos, al principio me sentía igual que Sandra me comentaba, media perdida porque nunca vi con detenimiento la película cuando mis hijos la veían en la TV, pero como me encantan estas cosas no podía perderme la oportunidad de verlos.

A medidas que pasaban las escenas eran mas fabulosas e interesante. Se aprecia todo al mismo tiempo, desde la interpretación de los personajes hasta que el mueve en x momento la escenografía que corresponde.

Lo cierto es que estuvo muy lindo, y nosotras solo nos mortificábamos porque no podíamos tomar fotos para compartirlas con ustedes, pero fue lo mejor que hicimos, ni siquiera que nos pasara por la mente violar las reglas de nuestro majestuoso Teatro Nacional. Vimos un flash en una escena y de inmediato salió corriendo el de seguridad y volvió con la cámara en manos, se la habían quitado al osado (a).

En el intermedio, cuando se detiene todo para preparar el segundo acto le propuse a Sandra que nos paráramos al lado de su tía como si le estuviéramos mostrando algo y que la gente no pensara: “Y este par de Manganzonas y Pariguayas???” y ahí aprovecháramos para tomarnos una foto con el letrero de fondo. Así fue, pero en ese momento si se podía porque no había nadie en escena.

En resumen me gustó el musical, aquí cuando se hable del desarrollo que ha tenido el teatro tendrán que mencionar por todos los años a Nurín Sanlley, tremenda trabajadora del arte y la cultura.

Felicidades a todo el elenco, lo hicieron bien, con mucha gracia y soltura, felicidades a las empresas y las personas que patrocinan estos eventos, a Disney por ceder los permisos para tal realización en dominicana.

Nuestra noche terminó en Pícalos, olvidándonos de las dietas nos dimos el gusto de volver a saborear un rico Cheese Burger.

Sandra, gracias por tenerme presente, gracias a tu tía y a tu bella madre Doña Shirley!!!

Que se repita mi loca, eh???

3 comentarios:

Sandra dijo...

Heyy!!!
Ciertamente salimos encantadas de la excelente presentación del HSM.
Ya usted sabe que cuando se presente otra oportunidad, estás en 1ra fila =)

PD. Acabo de llegar del vecino país de Ocoa..lol!
Me encantó =)

Anónimo dijo...

Se ven muy guapas las dos juntas ;)
Beni.

Tmac dijo...

Ustedes si que gozan!!!! jejeje