06 junio, 2009

Hasta cuando?

En estos días he estado tan afanada en mi trabajo, las tareas cotidianas de la casa, los chicos, etc, que no he podido abordar en mi blog los temas que ocupan los primeros lugares de la prensa que definitivamente de alguna manera ya sea directa o indirectamente nos afectan.

Para las personas como yo que humildemente preferimos expresarnos a través de la palabra escrita, nos invade una sensación de impotencia y se nos arma un "cuello de botella" cuando tenemos tanto que decir y por una u otra razón no disponemos del tiempo o el espacio para hacerlo. Me he sentido un poco frustrada sinceramente, no solo por los acontecimentos sino por el cansancio físico y emocional de estas últimas semanas.

Hay tantas cosas de que hablar!. Lastimosamente la mayoría son negativas, como la "misteriosa" desaparición del vuelo de la Línea Air France cuyos restos no terminan de aparecer. La pérdida de vida humana, tantos familiares y amigos desconsolados por la desaparición de sus seres queridos. Tantas dudas que quedan paradójicamente en el aire. Ojala, alguna señal pueda devolverles aunque sea un poco de paz prontamente.

México que no bien termina de ser el foco de atención por la gripe porcina, ayer una guardería en Hermosillo, ardía en fuego y se llevaba consigo la vida de aproximadamente 30 niñitos. Que lamentable, que pesar tan grande para sus padres. Dios tenga misericordia!

Otro punto que me tiene decepcionada en ciertos aspectos es el permiso que ha otorgado la Secretaría de Estado de Medio Ambiente a una empresa local para la construcción de una cementera en un área que mas allá de un patrimonio dominicano, lo es del mundo. Los Haitises es un regalo de la naturaleza para con nosotros y jamás debe ser tocada ni perjudicada por la mano del hombre sino mas bien, defendida y protegida para la conservación de la biodiversidad y las futuras generaciones.

Todo esto se vuelve cada día menos de uno. Los gobiernos corruptos creen que el poder les da derecho a repartirse la riqueza de los pueblos. Decisiones como la del levantamiento de una fábrica que produce tanto daño, no solo lesiona a Los Haitises sino a toda la República Dominicana.

También me cuestiono el porqué la empresa cuya autorización fue dada por Medio Ambiente no desiste del proyecto en ese lugar. Por qué se empeña en ser parte del elenco villano o el chacal de la trompeta (como diría Don Francisco). Porqué hace oídos sordos al clamor del pueblo.

Este país, gracias a la generosidad de Dios tiene muchos terrenos distantes de las comunidades donde bien podrían ejecutarse obras como estas, pero de verdad que no entendemos qué es lo que quieren del municipio de Gonzalo y por qué a solo 3kms de distancia de nuestro bendito y genuino parque nacional.

Comentaba yo en una de las entradas de "Crónica de los minutos que ya pasaron", refiriéndome una vez a nuestra gente: Que pueblo tan pacífico tenemos, que pueblo tan increíblemente paciente!


Hasta cuando?

2 comentarios:

elrincongozoso dijo...

Los días van de mal en peor, nuestro país ha sufrido mucho.

Hasta cuando? Solo Dios lo sabe, pero hay una manual que no se equivoca:

La Biblia, chequeate San Mateo 24

Saludos.

http://www.freedom.ws/lary685

Santiago Redondo Vega dijo...

Tu corazón sensible, Angie, se empaña con la realidad de la vida que nos rodea. No niego la Biblia que te dicen más arriba, pero la vida es con la muerte geografía sin límites. Aceptar el eco de esos duelos es empezar a sentirse uno con la naturaleza de las cosas. Luchar por mejorarlo todo, es el mejor atisbo de paz y de progreso. Cada uno debe aportar su parte de trabajo. Tambíen la literarura es un camino.

Un abrazo, y mi comprensión para tu falta de tiempo, que comparto.