26 septiembre, 2008

Wao!... lo encontré!

Tanto he escuchado hablar de Junot Díaz y su obra “La breve y maravillosa vida de Oscar Wao” ganadora del Premio Pulitzer de novela, que hoy decidí a violentar el presupuesto y me hice de un ejemplar mientras compraba algunos libros escolares que le faltaban a mis hijos, unos muchos de la inmensa lista de textos que cada año los colegios nos imponen a pesar del grito de nuestros bolsillos y lo mas frustrante de esto es que ni siquiera el chapulín colorado con sus antenitas de vinil detectan la acción de esos enemigos que buscan lucrarse de un derecho tan vital que le pertenece a todos los “Locos Bajitos”, La Educación.

Ya, desahogada esa parte que contuve a referirme al inicio del año escolar porque sabía que en cualquier momento explotaría cuan buscapié o tumba gobierno en diciembre. Retomo el tema de Junot resumiendo que tengo muchas expectativas con su libro, no me gusta tanto la lectura como quisiera y uno de 350 páginas se convierte en un verdadero reto para mi.

Espero que Oscar me atrape con lo extraordinario y mágico de su vida, que al final pueda concluir cerrando el mismo con un Wao! de mucha satisfacción.

3 comentarios:

RAFAEL LIZARAZO. dijo...

Pues entonces a leer juiciosa, Angie.

Porque según entiendo las obras de Junot son muy interesantes y guardan un alto contenido social, relatando las penurias de los emigrantes hispanoamericanos.

Suerte..!

Guido Gil Buonpensiere dijo...

Angie:

Lo terminaste???

Yo lo agarre un viernes antes de ir a una cita con el medico, disque para tener con que matar el tiempo mientras esperaba y no lo solte hasta el domingo cuando lo termine!!

Es super bueno! Imagina a un dominicano explicandole a un gringo lo que es el Fuku!

Un poco gris, pero bien escrito...

Cuando lo termines me avisas para que lo comentemos.

Angie Guichardo dijo...

Rafael, Guido... la verdad es que sí, Junot ha hecho que me coma el libro en pocos dias. Lamentablemente por todo el trabajo que he tenido en la oficina no he podido terminarlo, acabo con los ojos nublados de tanto usarlos en esta producción final.

En cuanto lo lea por completo podemos compartir opiniones.

Saludos