03 junio, 2008

03 de Junio, se fue mi amor!

Quisiera empezar mis palabras con similar entusiasmo que cuando escribo, sin embargo hoy los sentimientos se entrecruzan y aunque es alentador que mi amor se va en busca de un futuro mejor, el dolor de tenerlo lejos me derrumba.

Estos meses han sido de pura buena enseñanza, de agregarle valor a estos días, de sentirme amada y con un lugar importante en su vida. Este tiempo ha sido para darme cuenta que Dios da respuestas en su tiempo y que bueno es esperar en él.

Arturo llegó a mi vida aun desalentada, segura de que no existía el hombre ideal o el que lograra comprenderme. Llegó sin arrebatar mi autocontrol, sin mucha bulla y con poca prisa.

Así justo así, nos fuimos haciendo inseparables uno del otro. Sin mencionar todo el amor que nos une, ha sido un compañero y amigo invaluable. Mi casa está llena de su recuerdo, y en cada rincón ha dejado su sonrisa o su negra y sedosa cabellera.

Hoy cuando vi ese avión partir, sentí que una parte de mi se fue con él porque quise que asi fuera. Mis sueños y todo cuanto hemos hablado estas escasas semanas desde que supimos de su viaje.

Hoy se fue mi amigo, mi novio amado, mi esposo, mi compañero, mi amor. Hoy por fin soy libre de expresarle que mientras se acercaban los días para su partida, el alma se me escaseaba. Traté de ser fuerte para que mi angustia no empañara el buen porvenir que le espera por esas tierras lejanas.

De igual forma estoy contenta porque se cuan importante es para nosotros lo que está logrando, las cosas nuevas que verá por esos rumbos, se que disfrutará de todo lo mejor de donde vaya sin importar la pobreza o la riqueza de ese lugar. Tal y como le exhorté: “Estamos tristes por la separación temporal, pero disfruta de esta gran oportunidad que Dios te regala”.

El conteo comenzó, después de tantas frustradas fechas de salida, pero al mismo tiempo afortunadas para nosotros y que permitieron querernos y aprovecharnos más. Queríamos ya empezar a descontar dias de este largo calendario, pero aun así, pensaré que estás aquí, hablaré contigo y nos contaremos como siempre las actividades que tuvimos durante el día.

Me dejas con tu familia, quienes con afecto me han acogido. Me dejas un selecto grupo de amigos que vi como te demostraron lo importante y valeroso que eres y mis días se llenarán con todo el amor, la ternura, la comprensión, la firmeza y la seguridad que me impregnaste con tu presencia en mi vida.

Nos vemos mi amor, hasta ahorita nada mas porque aunque ese avión partió, tu en verdad no te fuiste en el, te quedaste.

5 comentarios:

Lia dijo...

Lo que importa es que aunque esten lejos fisicamente, esten cerca con todo lo demas !!!

Anónimo dijo...

Tu reseña m hizo llorar querida Angie .. se fue Arturo pero tu amor sigue ahi latente ...Espero que este tiempo su amor se fortalezca !

TQM amiga

Zule

Sandra dijo...

Cuanto tiempo que no entraba a este blog!!

Ay Angie, ahora comprenderás lo que significa amar en la distancia, y que sepas que no se trata de cualquier cosa, sino de verdaderos sentimientos y amor incondicional, recuerda que Arturo no se fué, solamente es un hasta luego,el amor sigue estando en el mismo lugar donde lo encontraron..EN SUS CORAZONES!

ëxitos para él, fortaleza para ambos!

Besos amiga!

PD.- Oye, de casualidad le compraste las velitas a los espaguetis esos que me ofreciste el año pasado en estas mismas fechas? :o

Angie Guichardo dijo...

Lia: Tienes razón, la distancia nos separa, pero el amor nos une.

Zule: Tu no te imaginas la falta que ese chino me hace!

Sandra: Mana, creo que tengo que aprender mucho de tu fortaleza porque te ha tocado vivir esta experiencia.

Velitas??... Spaguetties???? Qué velitas?.... Qué Spagueties???

Me fui...

El Mamey dijo...

Okey, mientras llegan las gilletes que pedí en el colmado para cortarme las venas, aprovecho para decirte que TE BOTASTE. Qué bien debe sentirse cualquier ser humano de alejarse por un motivo laboral y leer de su amada líneas como las que se leen acá. Tremendo!

Na, el tiempo pasa muy pronto. Imagínate, hace cuatro años le hicimos una despedida a Bugs en tu casa, así que ya ha pasado DOS veces el tiempo que él durará fuera, y mira qué fresco recordamos todo eso.

Ánimo, car'e'chicle, que lo bueno está por venir!